Especialidades

Ortodoncia

La ortodoncia tiene como objetivo lograr una correcta función y favorecer el aspecto estético tanto dentario como facial.

El alineamiento correcto es necesario para mantener los dientes y las encías sanas. Los tratamientos de ortodoncia se pueden realizar en niños y jóvenes en crecimiento, así como en adultos de cualquier edad, en los que se puede optar por soluciones más estéticas.

El tratamiento dependerá de la mal posición que se necesite corregir y consiste en la colocación de aparatos fijos o removibles.

Preguntas Frecuentes (F.A.Q.) sobre Ortodoncia

La ortodoncia es la rama de la odontología que se especializa en el diagnóstico, prevención y tratamiento de irregularidades dentales y faciales.

  • Una sonrisa más atractiva
  • Un mejor funcionamiento de los dientes
  • Mejora la distribución de la fuerza y patrones de desgaste de los dientes
  • Aumenta la capacidad de limpiar mejor los dientes
  • Mejora la salud de los dientes y las encías a largo plazo
  • Reducir el riesgo de lesiones en los dientes frontales protuberantes
  • Sirve de guía de los dientes permanentes para que erupcionen en las posiciones más favorables (es decir, reduce el riesgo de impactación del diente)
  • Un mejor funcionamiento de los dientes
  • Sirve de ayuda en la optimización de otros tratamientos dentales

El tratamiento de ortodoncia puede ser exitoso a cualquier edad. Todo el mundo quiere una sonrisa hermosa y saludable. Un gran porcentaje de los pacientes de ortodoncia hoy en día son adultos.

Los brackets producen una suave y constante presión para mover gradualmente los dientes en su posición correcta. Los brackets que se colocan en los dientes y el arco que los une son los componentes principales.
Cuando el arco se coloca en los brackets, trata de volver a su forma original. Al hacerlo, se aplica presión para mover los dientes a su nueva posición ideal.

Los tiempos del tratamiento varían de caso en caso, pero el tiempo promedio es de uno a tres años. El tiempo de tratamiento real puede verse afectado por la tasa de crecimiento y la severidad de la corrección necesaria. La duración del tratamiento también depende del cumplimiento del paciente. Mantener una buena higiene bucal, teniendo buen cuidado de sus brackets y las citas regulares son importantes para mantener el tiempo de tratamiento.

La colocación de bandas y brackets en los dientes no hace daño. Una vez que tus brackets se colocan y se conecta con el arco se puede sentir algo de dolor en los dientes, de uno a cuatro días. Tus labios y mejillas pueden necesitar una o dos semanas para acostumbrase a los brackets en los dientes.

Odontopediatría

Es muy importante mantener la salud bucal desde temprana edad.

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de todos los temas relacionados con la salud oral integral de los niños y adolescentes.

El odontopediatra desarrolla programas de prevención y detecta tempranamente patologías que afectan la salud dental de sus pequeños pacientes, remitiendo al ortodoncista y haciendo tratamientos restauradores en caso necesario.

Odontopediatría, Preguntas Frecuentes (F.A.Q.)

Los dientes temporales o de leche son 20, 10 en el maxilar superior, 10 en el maxilar inferior. Estos comienzan a formarse durante los primeros meses del embarazo y son muy importantes en la vida de nuestros niños, ya que intervienen en el desarrollo y crecimiento de la cara, además en la masticación, fonación y por supuesto, en la estética. También son necesarios para mantener el espacio de los dientes definitivos, por eso es tan importante mantenerlos sanos.
Los primeros dientes comienzan a aparecer entre los 5 y 12 meses y terminan de erupcionar entre los 2 y 3 años.
Los dientes de leche deben limpiarse desde que se detecta el primero en la boca e intentar mantenerlos sanos hasta que sean reemplazados por los definitivos.
Alrededor de los 6 años hace erupción el primer molar definitivo o permanente, por detrás de los molares temporales. De aquí en adelante y hasta los 12 a 13 años comienzan a caerse los dientes de leche ocurriendo en este periodo el recambio dental; posteriormente alrededor de los 18 a 20 años aparecen los terceros molares o del juicio, quedando así completa la dentición permanente.

Aumento de la salivación. Inflamación y enrojecimiento de las encías, lo que produce dolor pasajero. Intranquilidad, pérdida de apetito, irritabilidad y sueño liviano. Tendencia a introducir objetos duros en la boca. Estos signos y síntomas duran varios días y son frecuentes con la aparición de los dientes de leche.
Para aliviar las molestias puede aplicar anestésico local antes de darle alimentos y permitir que el niño muerda elementos de goma que venden en el mercado especialmente diseñados para ello.

El flúor protege los dientes de las bacterias propias de la boca. Fortalece el esmalte dental haciéndolo más resistente al ataque de los ácidos que produce la placa, ya que contribuye a incentivar la remineralización, penetrando por entre los bastones del esmalte hacia los sectores debilitados por la desmineralización y acelerando el proceso natural de remineralización.

Son resinas fluidas que se aplican sobre los surcos que presentan las muelas, adhiriéndose firmemente a ellas dejando una superficie lisa, evitando que se acumulen restos de comida y bacterias y se produzcan caries.

Los sellantes le ayudan a evitar las caries. Las piezas dentales recién erupcionadas son bastante porosas, ya que aún no han terminado su calcificación y es muy fácil que sean atacadas por las bacterias produciendo las caries.

Es importante llevarlo de inmediato a un centro de atención de urgencia, si el diente se ha salido o quebrado se debe recogerlo, meterlo en un vaso de agua o idealmente en leche sin restregarlo y llevárselo al odontólogo. Es necesario mantener la calma y actuar con rapidez.

Odontología general

La prevención es el principal objetivo para mantener el estado de salud de nuestros pacientes, por eso intentamos efectuar tratamientos mínimamente invasivos que conservan una mayor parte de la estructura sana original del diente durante el proceso de restauración.

Este procedimiento se ha visto beneficiado en la actualidad, por el desarrollo de nuevos materiales, técnicas e instrumentos que hacen de la Odontología conservadora una terapia práctica que combinamos con medios de detección temprana y prevención.

Odontología general, Preguntas Frecuentes (F.A.Q.)

Es una enfermedad infectocontagiosa producida por bacterias. Afecta a niños y adultos pudiendo transmitirse de madres a hijos en el periodo de erupción de los dientes temporales. En los niños su avance es muy rápido y es irreversible en etapas avanzadas, es decir el tejido dentario que se pierde no se recupera.

Las caries comienzan cuando los microbios de la placa bacteriana convierten en ácido los alimentos que ingerimos. Este ácido se filtra por entre los bastones que componen la estructura del esmalte y comienza a disolver áreas por debajo de la superficie del diente. Este proceso se llama desmineralización. Si continúa, se forma un sector de esmalte debilitado. Esta área generalmente se denomina «sector débil» o «mancha blanca», dado que el ojo profesional aparece de color blanquecino o más blanco que lo normal. Al mismo tiempo, los minerales contenidos en la saliva penetran por entre los espacios que quedan entre los bastones del esmalte. Estos minerales contribuyen a reconstruir el sector debilitado. Este proceso compensador se llama remineralización.

Son bacterias que viven en gran cantidad en la boca junto con la saliva y restos de alimentos. Ella puede causar dos enfermedades: caries y enfermedad a las encías.

Disminuyendo el consumo de azúcares. Cepillándose adecuadamente después de cada comida, para barrer así los restos de ésta y también las bacterias impidiendo que se organicen y formen la placa bacteriana.
Motive a sus hijos para que lleven su cepillo de dientes al colegio y se cepillen después del almuerzo, es demasiado tiempo el que tienen las bacterias para invadir la boca de sus hijos estando casi todo el día en el colegio.

Hay zonas entre los dientes que son difíciles de alcanzar con un cepillo. Solamente con el uso correcto del hilo dental usted tiene la seguridad de que esas zonas están totalmente libres de restos de comida y de placa bacteriana.
El hilo dental no debe ser usado por niños menores de 8 años ya que el desarrollo motriz de ellos aún no es el propicio para manejarlo correctamente y dañarán sus encías más que contribuir a la higiene.